6 de junio de 2006

La esperanza es lo último que se pierde

Con mi anterior post quizás os haya infundido algo de pesimismo y nada más lejos de mi intención.

Sin querer menospreciar los ejemplos que mostré, hay que reconocer que ejemplares de la gama "Comet-Europa" todavía tenemos bastantes en activo y de la gama "Cabezón" más difíciles de encontrar pero también los hay. En cambio un "Barajas" ya es harina de otro costal y un "Mofletes" es una rara avis.
En las webs y foros especializados apenas se han podido localizar de 15 a 20 ejemplares de cada uno de estos dos últimos modelos.

Ciertamente estos modelos son los mas antiguos y de menor producción, aparte ambos son de la era Ricart. Con ello quiero decir que es de mayor interés recuperar un "Mofletes" o un "Barajas".

Para avivar la esperanza de cómo poco poder preservar el Mofletes de Aviles y no dejar que avance su deterioro, os traigo otro ejemplo de un Mofletes puesto a buen recaudo.

Se trata del Museo de la Ciencia y la Técnica de Cataluña:
En su exposición permanente titulada El Transporte tiene un ejemplar de Mofletes. Quizá el mueso no disponga de fondos para restaurar tantas piezas como poseen, pero no cabe duda del esmero que ponen para preservarlas en su estado actual.



Sin duda el Mofletes es el camión Pegaso que por su historia más interés puede tener su conservación, pero las auto-bombas más aun si cabe por ser dos de las siete únicas construidas.



Estoy convencido que tarde o temprano los Mofletes de Aviles y Ferrol tendrán el destino que se merecen, en la sala de un museo perfectamente restaurados para el disfrute de todos.

La esperanza es lo último que se pierde.

3 comentarios:

Visi Tante dijo...

Saludos a todos !

Soy un bilbaíno aficionado a los vehículos clásicos...un simple aficionado a verlos rodar, porque presupuesto y conocimientos de reparación para permitirme tener yo un coche clásico, lamentablemente, no tengo. Hoy he tenido conocimiento por el diario "Qué" de todo el tema del Mofletes de Avilés y la iniciativa para salvarlo...el diario recomendaba consultar todas estas páginas relacionadas,lo he hecho, y me veo en la necesidad de felicitaros abiertamente .

Os puedo dar una idea. Como veo que sóis gente muy inteligente y que se ha movido mucho, quizá ya lo hayáis intentado y llego tarde con la propuesta. Pero por si acaso, ahí va.

Podríais poneros en contacto con los bomberos de aquí, de Bilbao, porque ellos tienen varios camiones clásicos en perfecto estado de circulación. Y ellos os podrán asesorar acerca de cómo lo logran. Que yo recuerde, tienen dos camiones que, aunque no son Pegaso, son de la misma época del Mofletes, los años 50.

Uno de ellos es un, valiosísimo en el mercado porque se hicieron pocos y apenas salieron de los USA, American La France, de fabricación estadounidense. Y el otro, camión con escala desplegable, un Magirus-Deutz, muy típico de los parques de bomberos de entonces. Como sabréis, esta marca alemana, como Pegaso y tantas otras, desapareció al ser absorbida por la voraz Iveco.

Un abrazo, juanra, y ya me contarás por aquí

Juanra dijo...

Gracias por la idea. Afortunadamente lo que ocurre en Aviles no es lo habitual. Este verano visite el parque de Bomberos de Santiago y alli tienen dos joyas en perfecto estado de revista, un De Dion de los años 20 y un Babcock & Wilkox (bilbaino) de finales de los 40 (seguramente unico). Los bomberos hacen lo que pueden, incluso mas. No conozco a ningun bombero que haya maltratado uno de sus vehiculos, pero si no se habilitan medios por las instituciones, la tarea es imposible.

XMN2 dijo...

Hola a todos:

Comparto la opinión expresada por Juanra que al Mofletes finalmente se le dará el destino que se merece. No obstante, no acabo de comprender porque no se da entrada a la iniciativa privada, por cuanto acometer la restauración de este camión es muy poco rentable desde la óptica de cualquier político.

Es evidente que los recursos públicos son limitados y deben destinarse a satisfacer las necesidades públicas de todos conocidas. En consecuencia, atendiendo a la ausencia de voluntad política del Ayuntamiento de Avilés -el silencio del Alcalde es manifiesto- respecto a este tema y cuya preocupación posiblemente para la ciudadanía de Avilés sea escasa, debería instrumentarse formulas de colaboración con la iniciativa privada, tanto de particulares como de fundaciones e incluso de empresas deseosas de mejorar su imagen corporativa.

El derecho administrativo prevé convenios y fórmulas para canalizar esta participación privada cuyo fin último es conseguir la restauración de esta unidad única.

En esta misma línea, cabría la posibilidad de enajenar este camión mediante los procedimiento regulados en la legislación, si bien este opción pudiera plantear algunos inconvenientes como que no se pudiera visitar al no permitirlo el adjudicatario.

Espero Juanra que esta batalla la ganemos. No me cabe la menor duda.

Un saludo

XMN